Qué debe incluir tu rutina de cuidado de la piel

Si eres nuevo en la rutina del cuidado de la piel, es posible que te sientas abrumado por la cantidad de información y los diferentes tipos de productos disponibles. Pero tu rutina no tiene por qué ser tan complicada. Hay algunos productos que no pueden faltar en tu rutina de cuidado de la piel, independientemente de tu tipo de piel.

 

Limpiador

Los limpiadores eliminan la suciedad, la grasa y el maquillaje. Ayudan a destapar los poros y eliminar la piel muerta. Un buen limpiador prepara el escenario para toda tu rutina.

En última instancia, tu limpiador debe ser suave, soluble en agua y capaz de eliminar el maquillaje. Evita todo lo que contenga jabón, el nivel de pH del jabón es demasiado básico y resecará tu piel.

Cuando se trata de encontrar el mejor limpiador, deja que tu piel única sea tu guía y elije un producto diseñado para tratar la principal preocupación de tu piel (ya sea acné, sequedad, grasa o sensibilidad).

 

Tónico

Se debe usar un tónico inmediatamente después de la limpieza y antes de aplicar cualquier suero o humectante. El tónico a menudo se descarta como excesivo, pero como parte de un régimen integral de cuidado de la piel, este es en realidad un paso bastante crucial. No solo elimina cualquier residuo de aceite o maquillaje, sino que también prepara la piel limpia para recibir cualquier tratamiento que se aplique a continuación.

Elije una fórmula suave, sin alcohol, con ingredientes reparadores de la piel, además de propiedades calmantes y antiinflamatorias.

 

Exfoliante

Esto es algo que no tiene qué hacerse todos los días, especialmente si tienes la piel seca. Un exfoliante está diseñado para mejorar la textura de tu piel eliminando la capa superficial. Esto suena más duro de lo que realmente es. Permitirá que tu maquillaje se aplique de manera más uniforme y suave. Dependiendo de tu tipo de piel, esto debe hacerse aproximadamente 1-2 veces por semana. Los exfoliantes químicos son mejores para la piel sensible, y los físicos (con partes arenosas) son buenos para uso ocasional si tu piel está seca y escamosa.

 

Suero

Antes de tu crema hidratante, querrás usar un suero. Repletos de ingredientes activos, los sueros son para iluminar, reparar, hidratar, antienvejecimiento, etc. Algunos tienen múltiples propósitos y algunos son singulares en la forma en que funcionan. Un suero está repleto de nutrientes, vitaminas e ingredientes de alta potencia que ayudarán a transformar tu piel. Algunos tienen múltiples propósitos y algunos son singulares en la forma en que funcionan.

 

Hidratante

No importa qué tipo de piel tengas o qué edad tengas, tu piel siempre se beneficiará de la humedad de alguna forma. La clave es el equilibrio y asegurarte de abordar las necesidades hidratantes específicas de tu piel. Afortunadamente, los humectantes están hechos para todo tipo de cutis, ya sea sin aceite o cargados de productos para el cuidado de la piel como antioxidantes y vitaminas.

También puedes usar un aceite facial como humectante, sin importar tu tipo de piel. Los diferentes tipos de aceites tienen diferentes beneficios, pero en general, a la piel le gusta porque coincide con su propia textura de sebo.

 

Protector solar

Todas y cada una de las preocupaciones que tengas sobre el envejecimiento deben implicar automáticamente proteger tu piel del sol. Este suele ser uno de los pasos más olvidados y uno de los más necesarios. La persona promedio no se da cuenta de que los rayos ultravioletas del sol causan cáncer, envejecimiento e hiperpigmentación de la piel; También debes volver a aplicarte protector solar cada dos horas cuando estés al sol para estar protegido en todo momento. Por eso es esencial examinar eficazmente el protector solar que compras asegurándote de que diga de amplio espectro, específicamente protección UVA y UVB en la botella.

LEER MAS