Qué es comer compulsivamente y cómo detenerlo

Hay muchas cosas que pueden llevar a comer en exceso. Algunas personas comen en exceso solo de vez en cuando, lo que podría ser normal, por ejemplo, durante una cena especial o en las festividades o por razones emocionales como tener un día particularmente difícil y llegar a casa para comer todo lo que encuentres en la nevera.

Pero algunas personas comen en exceso con más frecuencia e incluso se sienten culpables, avergonzadas o deprimidas después de comer. Sin embargo, las personas que comen compulsivamente pueden usar la comida como su única forma de lidiar con las emociones negativas. Como resultado, a menudo sienten que su alimentación está fuera de control.

Algunas personas que comen compulsivamente tienen un trastorno clínico llamado trastorno alimentario compulsivo, que muestra síntomas como comer muy rápido, comer cantidades inusualmente grandes incluso cuando no tienen hambre, comer hasta el punto de sentirse incómodo, comer solo o en secreto y, como se mencionó anteriormente, sentirse culpable, avergonzado, preocupado e incluso deprimido después de estos atracones.

Aunque el aumento de peso no les ocurre a todas las personas que padecen un trastorno alimentario compulsivo, los episodios de atracones regulares pueden provocar un aumento de peso, lo que puede contribuir a problemas de salud como la diabetes y las enfermedades cardíacas.

Causas
No siempre está claro qué causa un trastorno alimentario compulsivo. En algunos casos, las personas simplemente comen en exceso por un hábito sin sentido, como siempre sentarse con una bolsa de papas fritas frente al televisor por la noche. Pero a menudo, es el resultado de problemas emocionales subyacentes. Tener una imagen corporal negativa puede jugar un papel importante.

Es más probable que tengas un trastorno alimentario si:
• tú o un miembro de tu familia tiene antecedentes de trastornos alimentarios, depresión o adicción al alcohol o las drogas
• has sido criticado por tus hábitos alimenticios, tu forma corporal o tu peso
• estás demasiado preocupado por ser delgado, especialmente si también sientes la presión de la sociedad o de tu trabajo, por ejemplo, bailarines de ballet, modelos o atletas
• tienes ansiedad, baja autoestima, una personalidad obsesiva o eres perfeccionista
• has sido abusado sexualmente
• está lidiando con mucho estrés o depresión.

Si notas alguno de los signos del trastorno alimentario compulsivo, existen algunos consejos para que reduzcas los episodios de comer en exceso o atracones. Te los explicamos en la siguiente página.