Razones por las que podrías tener problemas para concebir

Probablemente has estado tratando de quedar embarazada hace bastante tiempo y simplemente no está sucediendo. Tener problemas para concebir puede deberse a muchas cosas, incluidos desordenes en la ovulación, endometriosis, recuento bajo de espermatozoides o un problema médico subyacente.

Ovulación

Para que el embarazo ocurra se requiere de un óvulo y un espermatozoide. Si no estás ovulando, no podrás quedar embarazada. La anovulación es la falta o ausencia de ovulación (liberación de un óvulo) y es una causa común de infertilidad. La anovulación es a menudo el resultado de un desequilibrio de las hormonas que hacen que la mujer ovule y puede ser parte del síndrome de ovario poliquístico (SOP).

Síndrome de ovario poliquístico (SOP).

El SOP es un trastorno de la ovulación y provoca un desequilibrio hormonal que afecta a la misma. El SOP se asocia con resistencia a la insulina y obesidad, crecimiento anormal de vello en la cara o el cuerpo y acné. Es la causa más común de infertilidad femenina.

Endometriosis

La endometriosis es una afección común y a menudo dolorosa que afecta aproximadamente al 10% de las mujeres. Ocurre cuando el tejido que normalmente reviste el útero (el endometrio) crece fuera de él. Se estima que hasta el 50% de las mujeres con endometriosis tendrán dificultades para quedar embarazadas. Los síntomas más comunes de la endometriosis incluyen períodos dolorosos y dolor pélvico en ocasiones además de la menstruación. Sin embargo, no todas las mujeres con endometriosis presentan estos síntomas.

Fibromas

Los fibromas, también conocidos como fibromiomas uterinos, leiomiomas o miomas, son crecimientos no cancerosos o bultos de tejido muscular que se forman dentro de las paredes del útero (matriz). Los fibromas pueden variar en tamaño, desde el tamaño de un guisante hasta el tamaño de un melón cantalupo o más grande.

Daño o bloqueo en las trompas de Falopio

Las trompas de Falopio son la vía entre los ovarios y el útero. Las trompas de Falopio dañadas o bloqueadas impiden que los espermatozoides lleguen al óvulo o bloquean el paso del óvulo fertilizado al útero. Puede ser causado por enfermedad inflamatoria pélvica, cirugía previa en el abdomen o la pelvis o tuberculosis pélvica.

Problemas cervicales

El cáncer de cuello uterino, la estenosis del cuello uterino (una abertura cervical muy estrecha) e incluso el trauma de una prueba de Papanicolaou anormal pueden causar problemas de fertilidad.

Menopausia precoz y prematura

La menopausia prematura es cuando el período final ocurre antes de que la mujer cumpla 40 años. La menopausia precoz es cuando el período final ocurre antes de que la mujer cumpla 45 años. Las razones pueden ser espontáneas, quirúrgicas o químicas. En ambos casos, los ovarios se quedan sin óvulos antes de lo esperado y no pueden producir un óvulo ni las hormonas necesarias para el embarazo.

Edad

Para las mujeres después de los 35 años y para los hombres después de los 40, puede llevar más tiempo quedar embarazada. La edad influye tanto en la calidad como en la cantidad del huevo. La calidad y cantidad de los óvulos de una mujer comienzan a disminuir con la edad. A mediados de los 30, la tasa de pérdida de folículos se acelera, lo que resulta en menos óvulos de peor calidad. Esto dificulta la concepción y aumenta el riesgo de aborto espontáneo.

Él

Un recuento bajo de espermatozoides podría ser la razón por la que no está quedando embarazada. Entre el 20 y el 30% de las parejas infértiles descubren factores de fertilidad del lado del hombre. Otro 40% encuentra factores de infertilidad en ambos lados y la infertilidad masculina rara vez muestra síntomas.

Estrés

Los expertos dicen que la preocupación y la tensión juegan un papel en varios casos de infertilidad que, de otro modo, serían inexplicables. De acuerdo a lo demostrado por algunos estudios, las parejas que experimentan estrés psicológico tienen peores resultados con el tratamiento de la infertilidad. Si es tu caso, debes encontrar una manera de reducir el estrés antes de intentar quedar embarazada.

Problemas médicos subyacentes

Las condiciones médicas subyacentes pueden provocar infertilidad tanto en hombres como en mujeres. Por ejemplo, un desequilibrio de la tiroides o una diabetes no diagnosticada pueden provocar infertilidad. Si bien no se sabe el porqué, la depresión está asociada con la infertilidad. Algunas enfermedades autoinmunes, como el lupus y las enfermedades de transmisión sexual no diagnosticadas, pueden causar infertilidad.

Infertilidad y cáncer

De acuerdo a la Sociedad Estadounidense del Cáncer, en muchos casos el tratamiento contra el cáncer, como la quimioterapia, puede afectar la capacidad de reproducción de la paciente, pero esto va a depender de varios factores como la edad, el tipo de tratamiento efectuado y la dosis del tratamiento. Si tienes algún tipo de cáncer y vas a comenzar a recibir tratamiento o ya has comenzado, es importante que discutas con tu equipo médico cómo esto podría afectar tu fertilidad y qué opciones tienes disponibles.

Estas son solo algunas de las causas más comunes de infertilidad en las mujeres. Algunas otras cosas que podrían aumentar el riesgo de infertilidad son el tabaquismo, el alcohol y la obesidad.

Si tiene problemas para quedar embarazada, lo primero que debe hacer es programar una cita con un especialista para que pueda identificar la causa y así obtener el tratamiento adecuado. Ten en cuenta que hay ayuda y muchas opciones disponibles, así que trata de obtener ayuda y no lo demores.